lunes, 4 de agosto de 2008

Hot Fuzz


.
Anoche me puse a ver una película que tenía pendiente de hacía algún tiempo. Hot Fuzz, aka Arma fatal por estos lares (¿alguien ha dicho traducción de título penosa?) es una parodia de las buddy movies de acción del estilo de Arma Letal o Dos Policías Rebeldes en las que una pareja de policías que en principio no tienen nada que ver el uno con el otro acaban por hacerse grandes amigos y solucionar el caso por difícil que sea. Así, Simon Pegg y Edward Wright repiten la formula que tan bien les salió en Shaun of the Dead (Zombies Party, otra traducción que tela...), de parodiar uno de los géneros que tanto admiran.
.
Lo peor y lo mejor de la película es, a la vez, lo similar que es a Shawn of the Dead y a la serie Spaced, también creada por el mismo equipo. Simon Pegg y Nick Frost siguen haciendo aquí de best friends forever y los guiños a la cultura popular y la ironía que recorre todo el metraje siguen presentes. Esto no tiene nada de malo excepto que creo que la anterior película era superior.
.
El argumento sigue las andanzas del Sargento Nicholas Angel (Pegg) de Londres, un super policía capaz de todo. El problema es que sus jefes creen que contar con Angel entre sus filas hace quedar mal a los demás policías, mucho menos eficientes, así que le destinan a un pequeño pueblo perdido de Gran Bretaña. Allí conoce a Danny Butterman (Frost), un policía que es la antítesis de Angel y que resulta ser un entusiasta de las películas de acción. Además, coincidiendo con la llegada del Sargento, empiezan a ocurrir una serie de accidentes que no son lo que parecen.
.
La primera mitad de la película se encarga de asentar las bases, presentando a los personajes pero también las peculiaridades del pueblo. Estos detalles tontos y que en muchas ocasiones se presentan como meros chistes acaban teniendo un sentido al final de la película (el timbre de la tienda donde compran helados, el cisne, la mina... incluso la estatua humana). Esta parte final es precisamente la mejor del film, donde se reservan toda la artillería de guiños y exageraciones como la pelea a lo Godzilla en el pueblo en miniatura, la persecución en coche o el gran momento del tiroteo en la plaza del pueblo.
.
Los gags están medidos al milímetro y la película no tiene ese aire a lo "cutre" como si pasa en Austin Powers o otras parodias del estilo de Scary Movie. Aquí las escenas de acción y los momentos gores están bien filmados y logrados y el gag nace de las reacciones de los personajes y del reflejo en las películas que homenajea. Algo así pasaba en Shaun of the Dead, en los que en mitad de la comedia te encontrabas viendo una buena película de zombies en la que no faltaban muertes y desmembramientos.
.
Para el 2010 Simon Pegg y Edward Wright se disponen a acabar su trilogía Blood and Ice Cream, como la llaman ellos, con The World's End. Aún no se sabe el argumento pero con semejante título yo esperaría guiños a Armaggedon.
.
.
Lo mejor:
-Lo cuidada que está tanto en guión como en fotografía y montaje.
-Simon Pegg y Nick Frost que, aunque sus personajes no varíen tanto de lo que ya hemos visto, siguen funcionando.
-La escena del tiroteo en la plaza del pueblo.
.
Lo peor: -Su primera mitad no es tan buena como la última, aunque es necesaria para el clímax.
-Que Shaun of the Dead es mejor.
.
.
Butterman:
Point Break or Bad Boys II?
Angel: Which one do you think I'll prefer?
Butterman:
No, I mean which one do you wanna watch first?
.

4 comentarios:

CRiSiS dijo...

Bueno, la peli no estuvo mal, la verdad es que el duo me cae bien jeje. Pero me sigue gustando mas la de Zombies Party, supongo que el genero me llama tb mas la atencion.

Koocachoo dijo...

Fué chula pero hubiese sido más chula en el balcón en mi sofá improvisado tomando una cocacola bien fresquita y un regimiento de palomitas.

CRiSiS dijo...

Claro, y eso no se podia hacer en tu habitacion no? con pantalla grande y ventilador XD
Escribe en mi blog!!!

Crítico en Serie dijo...

¡Adoro esta película!

Quizás porque no he visto Shaun of the Dead, me parece de lo más potable que me he comprado en mucho tiempo. Como no la fui a ver al cine porque nadie quería... cuando salió en DVD me la compré sin saber muy bien qué debía esperar (las críticas eran muy alentadoras). Y Dios mío.

Si bien es cierto que el principio es genial y que tiene un pequeño bajón (la acusación en bano a Timothy Dalton, etc), la pelea final es de lo mejor que haya visto. Impresionante. En la plaza, en el bar...

Voy a buscar Zombies Party.

(Y me gusta ver que sigues con tu blog otra vez. Pensaba que no fuera una falsa alarma... pero aquí te tenemos!)